•   DIARIO EXTRA / COSTA RICA  |
  •  |
  •  |

Una niña de tan solo 7 añitos y estudiante de primer grado de la Escuela Miguel Obregón, de Tibás, falleció luego de que le pegaron un fuerte bolazo en el pecho, cuando iba saliendo de ese centro educativo para subirse a una buseta.

Se trata de Emely Moraga Díaz, vecina del precario Triángulo de la Solidaridad, ubicado entre Tibás y Calle Blancos, donde su familia se encuentra totalmente indignada por el terrible hecho que transformó su vida en un martirio.

La pequeña pereció en la sala de emergencias del Hospital Nacional de Niños, a donde al parecer fue llevada en dos ocasiones después de recibir el golpe, el cual le provocó una caída en la acera según los testigos del hecho.

La menor nicaragüense fue enterrada en el cementerio de Tibás, en tanto que la persona que supuestamente la golpeó desapareció del sitio como si nada hubiera pasado.
“Sólo le dieron Acetaminofén”

“Ella vino con raspones y me dijo que le dieron con una pelota, pero ya en la noche nos dijo que tenía mucho dolor. Al día siguiente la llevamos a las 5 de la mañana al hospital, pero solo le tomaron unas placas y casi ni la tocaron, solamente le recetaron Acetaminofén y me la mandaron para la casa. Al día siguiente la llevamos otra vez muy grave y fue cuando falleció”, se quejó Zeneida Díaz, madre de la menor

Agregó que un doctor del Hospital Nacional de Niños le argumentó que la niña falleció como consecuencia de un hematoma, pero otro le explicó que fue por una bacteria. Ella afirma que nadie le dio ningún documento o le explicó profundamente las causas del deceso.

Expediente en manos de la OIJ
El director del Hospital Nacional de Niños, Rodolfo Hernández, explicó que no podía brindar mucha información del caso porque el expediente de la niña fue decomisado por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

El funcionario solamente dijo que el informe preliminar determinó que la muerte se dio por un shock séptico, que significa que una infección severa le produjo la muerte, pero esto será confirmado mediante los resultados de autopsia.

Con respecto de la denuncia de la familia de la menor sobre una supuesta negligencia médica, Hernández mencionó que no tenía conocimiento de esa situación, pero que según los reportes la chiquita solamente llegó a una consulta, la cual fue atendida de inmediato, pero lastimosamente murió horas después.

Tenía otros golpes
El doctor Hernández confirmó que el padre de Moraga les explicó que la pequeña recibió un bolazo y se golpeó el tórax al caer, sin embargo, tras examinarla profundamente, presentaba golpes en otras partes del cuerpo, situación que fue informada a la policía judicial.

“No sólo tenía un golpe en la pierna, además venía con un trauma en tórax, con fracturas costales y con un hematoma subclavicular, ella estaba muy golpeada”, comentó el funcionario. Sobre estos hechos el OIJ informó que el caso actualmente se encuentra en estudio y se mantiene a la espera de los exámenes realizados en Medicatura Forense.