•   CHONTALES  |
  •  |
  •  |

Keyling Hurtado,  de 19 años, habitante de Acoyapa, pidió a las autoridades competentes  que le den arresto domiciliar a su marido,  Juan José González Hurtado, de 65 años, por ser un valetudinario debido a que supuestamente padece  de muchas enfermedades.  

La joven relató que desde hace más de quince días su marido se encuentra detenido en las cárceles preventivas de la Policía de Nueva Guinea por violencia intrafamiliar en perjuicio de su excónyuge,  Reyna Isabel García Pérez, de 61 años.   

“Tienen más de 20 años de no estar juntos, pero cuando se casó conmigo, García Pérez empezó a hacerle la vida imposible a mi marido. En 2010 lo echó preso por violencia intrafamiliar,  estuvo tres días detenido, pero el juez de Nueva Guinea, Santiago Matus,  le decretó arresto domiciliar por valetudinario, pero luego  recusaron al judicial”, agregó Hurtado.

Tres veces apresado
Después de eso la juez suplente Rosa Olivares Benítez volvió a echar preso a su marido, agregó.

Según ella,  la fiscal Belisa Guido le dijo a su marido que le diera 100 manzanas de tierra a su exesposa  para que se terminara el juicio,  pero  él se negó,  porque ya le había dado casa.

“Ella sabe que él no ha cometido ningún delito…demando  que lo liberen y que le den su derecho de ciudadano, él padece de diabetes  y hasta de la próstata”, reveló  la joven Hurtado.

Testigo respalda a denunciado
Contó que la jueza suplente mandó a echar preso a su marido porque lo declaró en rebeldía, pero lo que ocurrió es que González se enteró tarde de las notificaciones que le enviaron.

“Las notificaciones no le llegaron en tiempo y forma, fíjese que le programaron las audiencias en tiempo corto, y se necesitan  4 horas a caballo para ir de la comarca El Sincoyal hasta Acoyapa,  y de ahí hasta Nueva Guinea son 3 horas más”,  manifestó la joven.

Gregorio Zeledón dijo que desde hace 30 años conoce a su amigo Juan José González,  y efectivamente este tiene más de 20 años que no convive con su exmujer, por lo que, según él, no hay maltrato intrafamiliar.