•   PRENSA LIBRE / COSTA RICA  |
  •  |
  •  |

Gabriel Carranza Morera, menor de cuatro meses que fue raptado desde el viernes anterior en la zona de Quepos en el Pacífico del país, permanecía en una casa de habitación de Guachipelín de Escazú,  y ayer fue entregado a mediodía por un particular en la Fiscalía de Delitos Varios del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en San José.

El hombre no identificado se comunicó con las autoridades del Organismo antes del mediodía del martes,  justo cuando ya venía de camino a entregar el menor.

Según explicaron las autoridades, la presunta raptora fue convencida por este hombre, que es vecino de ella, para que entregara el bebé.

“Hoy antes del mediodía llama un señor e indica que es vecino de ese sector, y dice que él tiene información del menor, y que lo va a trasladar para entregarlo a la Policía, pues lo recibió de una vecina del sector.

Llegó a la oficina a entregarlo a las 12, y se trae a los padres para corroborar si es el menor, y lo confirman”, dijo Jorge Rojas, Director del OIJ.

Dos detenidos
Tal y como explicó Rojas, desde el fin de semana existían sospechas que esta mujer permanecía en el sector de Guachipelín de Escazú, pero no con exactitud.

No obstante, una vez que se recibió la llamada, se montó un operativo que dio con la detección de la presunta sospechosa de nombre Anielka del Carmen Bermúdez Bustos, y con un hombre  de apellidos Martínez Gutiérrez, sospechoso también,  detenido en las afueras de su trabajo en Escazú.

El Director del OIJ  confirmó que la criatura de tan solo cuatro meses está en perfecto estado de salud.