•  |
  •  |

Dos sujetos a bordo de una moto, uno de los cuales fue identificado como Francisco Javier Cuadra Mayorga, de 30 años, alias “Loco 50”, le quitaron la vida a tiros a un joven en el barrio “Enrique Gutiérrez”, la noche del martes.

Juan Carlos Zelaya Rodríguez, de 19 años, llegó al barrio para visitar a sus tíos y la casa pastoral, ubicada de donde fue el tanque rojo, una cuadra al oeste, media cuadra al norte, según relató doña Rosangeles Rodríguez.

“Cuando iba a abordar el bus, los hombres le salieron (al paso) y le dispararon, primero le dieron un escopetazo en las piernas, mi hijo les suplicó que no lo mataran, porque él no era vago y no tenía problemas con nadie, pero le dispararon en el pecho”, refirió la señora Rodríguez.

Zelaya Rodríguez fue trasladado en un vehículo particular aún con vida al hospital “Roberto Calderón”, donde expiró como consecuencia de los impactos de bala que recibió al lado del corazón y en el costado izquierdo del cuerpo, según datos recabados por los oficiales de la  Estación 5 de la Policía.

No era pandillero

Rosangeles Rodríguez está segura que la muerte de su muchacho se debió a una confusión, porque no pertenecía a ninguna pandilla, además era cristiano y  miembro de la Iglesia “Jesucristo es la Roca”, donde tocaba  el piano.

“Mi hijo trabajaba en una barbería y cursaba cuarto año de Secundaria en el colegio “Salomón Ibarra Mayorga”.

‘Era mi primogénito y mi dolor es tan profundo que sólo con la fortaleza de Dios puedo seguir adelante”, exclamó doña Rosangeles.

La Policía de la Estación 5 fue a la casa del supuesto implicado en el crimen, pero éste ya había huido.

“Se desconoce el motivo del homicidio, pero ya tenemos a una persona identificada y estamos tras su pista”, explicó una fuente ligada a las investigaciones.

“Estamos investigando el móvil del crimen, no descartamos nada, aún no tenemos claro si se trata de rencillas personales, si tiene que ver con pandillas o si hay  otra  circunstancia”, declaró la misma fuente.

Hoy será el sepelio de Zelaya Rodríguez en el cementerio Milagro de Dios.