•   NUEVA GUINEA  |
  •  |
  •  |

Actualmente   las cárceles  preventivas de esta localidad están rebasadas,  hay más de 50 reos   y esto provoca  hacinamiento,  porque las mismas están aptas para recibir  de   veinticinco  a treinta   reclusos.

El comisionado Ramón de Jesús Castillo, jefe de plaza policial en la zona, dijo que están ”preocupados”  porque  los  sentenciados  no pueden ser  enviados  al sistema penitenciario de Juigalpa,  Chontales,  porque  llaman al  alcaide,  y  éste   les   manifiesta que  ellos avisarán cuando tenga espacio. “Es preocupante, porque  tenemos  que estar  todo los días  preguntando  si ya podemos  llevar a los reos,   además tenemos que  redoblar   esfuerzos  con la   vigilancia para evitar  fugas o que haya   cualquier alteración.  También  hay  personas  detenidas  que ya tienen el tiempo  estipulados para recibir sentencia condenatoria y enviarlos  al lugar destinado para su cumplimiento,   pero  esto tarda, lo que  perjudica  a la sede policial.   En varias ocasiones  los mandos  policiales  le han manifestado su preocupación   al juez  de lo penal, Eduardo Carrillo,   pero la situación aún no se resuelve”.