•   ESTELÍ  |
  •  |
  •  |

Indignados e impotentes se sentían los trabajadores de una empresa de telecomunicaciones, que andaban en  una gira de trabajo por Estelí, y al decidir ingresar a un restaurante dejaron estacionado frente al local el microbús donde se transportaban, momento en el que elementos desconocidos forzaron varias ventanillas y una puerta para llevarse todo lo que pudieron.

Dos de los afectados comentaron que los sinvergüenzas se les llevaron varios objetos de valor, y hasta que ya se iban a marchar, se dieron cuenta de lo ocurrido.

Aunque los afectados se negaron a brindar sus identidades, señalaron que pararon en el restaurante porque creían que era seguro, pero se llevaron una gran decepción, porque cuando le reclamaron a los propietarios, les dijeron que ellos no se hacían responsables de nada.

Los afectados, a quienes solo les quedó la cámara filmadora profesional, se presentaron a la delegación departamental de la Policía.

En tanto, los peritos de la institución tomaron  las huellas digitales que dejaron en el vehículo los autores del ilícito.

Los afectados pidieron que no se publicara nada de lo ocurrido, pero las autoridades les explicaron que cuando se interpone una denuncia sobre un hecho que no es un delito sexual contra menor de edad, no hay por qué esconder nada, y, por el contrario, hacerlo público previene a otras personas.