•   ESTELÍ  |
  •  |
  •  |
  • END

Siete ciudadanos  originarios de Estelí y de León, que supuestamente pertenecían a la banda denominada “Los Fusionados”,  fueron presentados la tarde de este lunes como presuntos autores de los delitos de crimen organizado, de tenencia ilegal de armas de fuego y de robo con intimidación.

Los detenidos  fueron identificados por la Policía como Arnaldo José Moreno Peralta, Kennedy Wilfredo Rodríguez Huete,  Lesly Noé Gámez Cruz, Roberto Dávila Zeas, Boanerges Estanislao Moreno Vílchez --alias “El Pintor”--, César Vásquez García y Donald Calderón Guerrero.

El comisionado mayor Sergio Cáceres señaló que la banda fue capturada como parte de la Operación Varela, en referencia al centro de operaciones donde supuestamente asaltaban los capturados.

Actuaban con crueldad
Varela es una comunidad ubicada en el municipio San José de Achuapa, en el departamento de León.

Cáceres indicó que, supuestamente, la banda delinquió en la comarca Varela, y en las fincas Los Genízaros, Santa Rosa y Las Pilas, en el municipio Achuapa, departamento de León,  y en  el  kilómetro 157, específicamente en  El “Tular”,  en Estelí.

Según las autoridades, la banda  actuaba con crueldad, porque además de golpear y amenazar de muerte  a sus víctimas, cuando  se retiraban  de los lugares, las dejaban atadas en los dormitorios.

El comisionado Marvin Ordóñez, segundo jefe de la Policía en Estelí, dijo que  gracias al trabajo de inteligencia policial determinaron que quienes  urdían los  actos delictivos eran Moreno Peralta, alias “Palo de Coco”,  originario de la comunidad Varela, y Kennedy Wilfredo Rodríguez, residente de Estelí.

Ordóñez señaló que los sospechosos fueron capturados en el sector conocido como La Sirena, en el kilómetro  157  de la Carretera Panamericana Norte, cuando circulaban de sur a norte a bordo de una camioneta placa ES-11840, propiedad de Donald Calderón Guerrero, la cual era conducida por Estanislao Moreno Vílchez.

“Iban a cazar”
Los detenidos negaron los señalamientos, y Boanerges Estanislao señaló que a él lo contrataron como conductor de la camioneta, donde iban a ir a cazar animales silvestres.

Roberto Dávila Zeas admitió que  ha estado preso en el Sistema Penitenciario Regional de Estelí, pero no por robos.

La jueza de Distrito Penal de Audiencias, Alma Pino, admitió las acusaciones formuladas por el Ministerio Público contra “Los Fusionados” y les decretó prisión.
Las autoridades señalaron que aún falta por capturar a cinco supuestos miembros de la banda.

Al momento de los arrestos, los agentes policiales ocuparon a los sospechosos dos rifles de cacería calibre 22, con un cargador sin cartuchos, una mira telescópica y una escopeta calibre 12  con 21 cartuchos.

También  una pistola con un  cargador y seis cartuchos, un pasamontañas y un gorro  camuflado, una lámpara portátil recargable, dos teléfonos celulares, herramientas para  vehículos y una camioneta Toyota, placa ES-11840.