•  |
  •  |

Perece aplastado por una pared
Mercedes Vanegas / MASAYA

José Ramón López Mendoza, de 23 años, perdió la vida cuando una pared le cayó encima al excavar las vigas antisísmicas del mismo. Según los testigos,  el muro estaba siendo derribado porque hay un proyecto de la Alcaldía de Catarina para ampliar la entrada a los ranchos  de la Laguna de Apoyo. Agregaron que la forma de botar el muro no fue la adecuada,  porque la tierra estaba suave y  primero hubieran botado toda la pared para  luego excavar y sacar los restos. Los testigos comentaron que los Gabinetes del Poder Ciudadano,  GPC,  velan por la ejecución de los proyectos, y por eso eligieron como fiscal al señor Marlon Salinas, quien contrató a la víctima, no obstante el aludido aclaró que fue la  hermana la que lo empleó  como bodeguero, pero como no había material para cuidar, López Mendoza aceptó trabajar en el proyecto por día. Finalmente Salinas lamentó lo ocurrido. El alcalde de Catarina, Ismael Sánchez, asumió todos los gastos del funeral y se comprometió con la familia doliente a entregarles un mil 500 córdobas mensuales.


Hallan osamenta en El Jardín
Janeth Oporta / NUEVA GUINEA, RAAS

Martín Baldizón, habitante de la comunidad El Jardín, ubicada unos 40 kilómetros al sureste de la cabecera municipal, informó que el lunes pasado tropezó con una osamenta en la finca Los Alemanes, cuando iba a plantar árboles. Según los trabajadores de la finca, ellos se levantaron temprano a trabajar, pero cuando estaban cavando para sembrar, encontraron huesos de una pierna y el cráneo. También había un hueso de un brazo acompañado de una bota militar. La Policía informo que enviarán la osamenta al Instituto de Medicina Legal para determinar la causa de muerte y conocer desde hace cuánto tiempo los huesos estaban semienterrados. “Se cree que puede ser desde la época de la guerra, ocurrida hace más de veinte años “, manifestó el comisionado Ramón Castillo.

Suicidio no se pudo evitar
Leoncio Vanegas / OCOTAL, NUEVA SEGOVIA

Duilio Noé Maldonado González, de 27 años, regresó a su casa en el barrio “Teodoro López” a eso de las 03:30 de la tarde del domingo último, en estado de ebriedad y desesperado por quitarse la vida, lo cual logró colgándose de una hamaca de nylon que se ató al cuello. El comisionado Pablo Ardón, vocero policial, dijo que los familiares de Maldonado afirmaron que antes del hecho fatal, éste había tomado alambres de las instalaciones eléctricas para atentar contra su  vida. Su madre, María Natividad González, de 63 años, tensionada hizo todo lo posible por frustrar la locura de su vástago, pero no pudo.