•   JINOTEGA  |
  •  |
  •  |

En horas de la tarde este sábado 4 de junio fue localizado el cuerpo sin vida de Máximo Orozco Pérez, de 33 años, quien se encontraba desaparecido desde el pasado 2 de junio.

El cuerpo fue encontrado dentro de un caño seco, boca abajo, en estado de putrefacción, en la comarca La Pimienta, municipio de San José de Bocay, del departamento de Jinotega, informaron las autoridades policiales. Según el dictamen médico,  el ciudadano falleció  producto de contusiones en la boca y nariz, las que le  provocaron asfixia con su misma sangre. La madre de la víctima,  Brígida Pérez Pérez, atestiguó que su hijo salió de su casa  con  rumbo desconocido el pasado 2 de junio,  a las 7 de la noche y desde ese día no tenía noticias de él. Además informó que su hijo padecía de epilepsia y convulsiones constates, por lo que la Policía cree que tuvo un ataque, resbaló,  cayó y sufrió el fatal accidente.