•  |
  •  |

En menos de 24 horas, la Policía del Distrito Cinco esclareció  la muerte del adolescente Jordán Ángel Zamora Gutiérrez, de 17 años.

Informaron que quienes lo mataron fueron dos jóvenes de 18 y 19 años, habitantes del Reparto “René Schick”.

El suboficial Bismarck Rivera, jefe de Información y Análisis de la Quinta Delegación Policial, detalló que Marcos Pablo Rayo Orozco, de 18 años, alias “Marcos”, fue quien propinó a la víctima  la estocada mortal en el tórax.

El presunto homicida estaba acompañado de Silvio Enrique Morales Useda, de 19 años, alias “Cheyo”.

Rivera dijo que los detenidos pertenecen a la pandilla “Los Cancheros”, y que el móvil del crimen fueron rencillas personales, porque  los sospechosos no le robaron nada a Zamora.

“Si la Policía no hace nada….”
Pero Miguel Ángel Zamora, de 21 años, comentó que su hermano Jordan no tenía rencillas con nadie, y los jóvenes que mataron a su hermano son conocidos,  incluso jugaban con ellos.

“Si la Policía no hace nada, con nuestras propias manos nosotros sí lo haremos”, advirtió Miguel Ángel, quien comentó que ellos nunca le han hecho daño a las familias de los sospechosos.

La institución del orden pasó el informe del caso al Ministerio Público para que los detenidos sean acusados en los Juzgados de Managua por homicidio.

El crimen ocurrió a  eso de las 3:30 de la tarde del miércoles, en la parada de La Cruz, ubicada en la entrada al barrio “Francisco Salazar”, a cuadra y media de donde habitaba Zamora Gutiérrez.