•   ESTELÍ  |
  •  |
  •  |

Un felino de alrededor de un año y medio de nacido murió asfixiado en Estelí, porque la cuerda con que lo ataron del cuello se enredó en la rueda de un vehículo en marcha.

Este es el segundo felino que fallece por mal manejo a la hora de su captura, porque el 30 de marzo de este año, un puma blanco expiró sin que hasta ahora se sepa por qué, pues la supuesta comisión investigativa que se formó a raíz del suceso, aún no ha dicho nada al respecto.  

Algunos  señalaron que el felino que falleció ayer era un caucelo, una especie en extinción, pero otros dijeron que era  un tigrillo.

Hasta el sitio de la tragedia llegaron miembros de la Dirección General de Bomberos de Estelí, porque los  habitantes del barrio “Alfredo Lazo” avisaron  que el animal andaba en el patio de la casa de la señora Sheila Montenegro.

¿Quién lo ató?

Supuestamente, antes de ser  descubierto en el patio de la señora Montenegro, el animalito se almorzó  dos gallos.

Después, cuando el animal ya había fallecido, la  Policía se presentó al lugar, pero no levantó ningún proceso investigativo.

Según los curiosos,  el felino  pudo haber escapado de una propiedad de algún reconocido tabacalero, donde seguramente vivía en cautiverio.
Hasta el momento, ninguna autoridad  encargada del cuido de  la fauna se ha pronunciado sobre el nuevo deceso.

Sin embargo, varios ambientalistas dijeron que ya es hora de que se aplique la ley y no se permita que personas particulares tengan en cautiverio este tipo de animales.