•  |
  •  |

La búsqueda que Rebeca Argüello inició el pasado primero de junio terminó este viernes, cuando un jornalero encontró el cadáver de la niña de 15 meses que había sido reportada como desaparecida desde el tres de junio.  La madre de la pequeña dijo a la Policía que ella estaba cocinando en su casa ubicada en la finca La Porfía, en la comarca La Pintada,  cuando la niña desapareció.

La mujer  les preguntó a sus otras dos hijas y estas le dijeron que su hermanita llegó a la orilla del río donde ellas se bañaban, pero huyó cuando le dijeron que la iban a bañar.

Desde ese día no supo más de Fabiola Blandón Argüello, pero este viernes Nicolás Lazo se asustó al ver varios zopilotes revoloteando a 1.5 kilómetros de donde vivía la pequeña.

Fue a ver y descubrió el cuerpecito con el rostro desfigurado aparentemente por picaduras de insectos.

La menor estaba sin blumer, por lo que la Policía investiga. El cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal.