•  |
  •  |

A plena luz del día, dos sujetos armados con un cuchillo y un revólver 38, asaltaron a los trabajadores de la sucursal de Western Union en Linda Vista, ubicada  a dos cuadras de la Delegación del Distrito II de Policía.  Se llevaron 6 mil 500 dólares y 5 mil 788 córdobas en efectivo.

“Los tipos entraron como clientes y luego uno de ellos me colocó el revólver en la cabeza, mientras el otro intimidaba a la cajera con un cuchillo. Yo no pude sacar mi arma, no me dio tiempo”, manifestó aún nervioso el vigilante Bonifacio Castillo Chávez, de 46 años.

Milady  Orozco,  de 27 años, es la cajera a quien le colocaron  un cuchillo en el cuello para obligarla a  entregar el dinero en efectivo.  
Al momento del asalto, la joven tuvo  una crisis nerviosa y  no podía controlar el llanto al igual que sus compañeras.

Según testigos del hecho,  a eso de las nueve de la mañana, los sujetos entraron  a la empresa que se dedica al envío de remesas, pero nadie se percató que era un asalto e incluso pensaron que se trataba de una fiesta,  porque todo el personal estaba reunido en un solo lugar.

Creía que era fiesta
“Pasó una muchacha de limpieza que trabaja en una de las empresas aledañas y comentó: “parece que están de fiesta ahí en la Western Union,  porque todos están arrinconados, talvez están haciendo alguna despedida”; hasta que vimos entrar a la Policía nos dimos cuenta que era un asalto”, dijo Helen Amaya, quien vende refrescos frente a la compañía asaltada.

Después del asalto, los ladrones  salieron caminando como si nada hubiese ocurrido, e  incluso abordaron  una unidad de bus.

“Miré salir dos tipos y se subieron en un bus, pero no pensé que eran ladrones, hasta después que oí el grito de las muchachas, nos dimos cuenta que eran los asaltantes, pero otros dicen que se fueron en una moto”, dijo Magdalena Flores,  vendedora de frutas.

Las autoridades del Distrito II de Policía hicieron un rastreo en la zona,  pero no capturaron a nadie.