•  |
  •  |

La Policía de Ciudad Sandino investiga dos hipótesis sobre la muerte del joven Jorge Bucardo Pérez, de 30 años, habitante de este lugar. La primera es que un amigo, con quien compartía unos tragos de licor, le quitó la vida al discutir por el pago de un dinero, y la segunda que su propio hermano pudo haber acabado con su existencia.

En horas del mediodía de ayer la Policía fue notificada del hecho ocurrido en la zona 11 de este municipio, exactamente de la iglesia “Cristo Viene” una cuadra arriba y 30 metros al norte. Bucardo Pérez recibió una estocada con arma blanca en su abdomen, por lo que fue llevado al hospitalito del lugar por un vecino, pero fue tarde y se rindió a la muerte.

Magda Angulo Gómez, de 27 años, hermana del fallecido, relató que su hermano regresaba de hacer un trabajo junto a Berman Elías García Rayo, de 22 años, alias “El Chino” y había estado ingiriendo licor toda la mañana de ayer, pero cuando llegaron a la vivienda de la víctima ambos discutieron por la cantidad de 50 córdobas y este último reaccionó apuñalándolo mortalmente.

“El hecho ocurrió en el patio de mi casa y mi otro hermano, de nombre Pablo Javier Bucardo, estaba en la vivienda y vio cuando El Chino salió huyendo”, aseveró Gómez.

Petronila Mayorga, vecina del lugar, dijo que escucharon cuando el fallecido discutía con su hermano a lo interno de la vivienda y luego el primero salió herido buscando ayuda. Según ella, un joven de nombre Oscar Danilo, conocido como “El Dundo”, auxilió a la víctima, pero al final la Policía lo retuvo. Mayorga manifestó que uno de los hermanos le decía: “si las cosas cuestan no jodás”. Y el otro le respondió: “el guaro se hizo para los hombres”.

La Policía retuvo a Berman García y afuera de la delegación policial familiares de éste afirmaron que él era muy amigo de la víctima y que no creían que lo hubiera matado porque al momento del hecho se encontraba en su casa de habitación.

Ruth García, hermana del retenido, denunció que los oficiales llegaron con lujo de violencia para sacar a su pariente de su vivienda y que lo golpearon en la celda policial.

Buscamos la versión de la Policía, pero nos dijeron que la comisionada mayor Concepción Torres, jefa de esta delegación policial, estaba en una reunión. Extraoficialmente conocimos que había cuatro personas retenidas por este caso y que las investigaciones continuarían hoy.