•  |
  •  |

Los trabajadores de camiones distribuidores de productos varios que visitan las diferentes pulperías de la capital, deben ser más cuidadosos al momento de sus entregas, ya que la delincuencia los tienen de blando, y esta vez la víctima fue un distribuidor de carne del matadero San Martín, a quien  despojaron de 1,500 córdobas.

Ramón Emilio Pavón, de 43 años, vendedor de dicha empresa, llegó a las 9 de la mañana del sábado en un pequeño camión a la pulpería Frarelis, en el barrio El Riguero, exactamente de la iglesia María de los Ángeles dos cuadras y media al este, a dejar un pedido de carne, cuando fue víctima de antisociales armados.

“En ese momento llegaron dos delincuentes a bordo de una motocicleta, marca Pulsar, y uno de ellos lo amenazó con una pistola, antes de proceder a despojarlo de su cartera, donde llevaba 1,500 córdobas, y de las llaves del camioncito”, relató una oficial de la Policía del Distrito Uno.

Los maleantes huyeron en la motocicleta, pero antes tiraron las llaves y la cartera de la víctima, que no andaba con guarda de seguridad.