•  |
  •  |

Las autoridades policiales del Distrito 10 determinaron que Vernon Elías García Rayo, de 22 años, mató a su amigo de tragos, Jorge Bucardo Pérez, de 30, en el municipio de Ciudad Sandino, por lo cual ambos protagonizaron una fuerte discusión en la casa de la víctima, con lo que las autoridades descartaron la teoría de la posible culpabilidad de su propio hermano.

Bucardo Pérez perdió la vida en horas del mediodía de este sábado, cuando estaba en su casa, ubicada de la iglesia “Cristo Viene” una cuadra arriba y 30 metros al norte, al recibir una estocada en el costado izquierdo de su cuerpo, a manos de su amigo de tragos, quien ya está detenido en las celdas policiales.

Patea al perro
Según la Policía, ambos sostuvieron una fuerte discusión originada por el maltrato al perro de la vivienda, y el cobro de apenas 40 córdobas por parte del homicida hacia su víctima.

“El victimario golpeó al perro que estaba en la casa de Bucardo, por lo que este último fue a amarrarlo al patio de la vivienda, luego ellos siguieron discutiendo y García empezó a cobrarle 40 córdobas que el fallecido le debía y como se rehusó a pagarle, entonces, decidió puyarlo”, aseguró una fuente policial.

Pablo Javier Bucardo Gómez, de 31 años, hermano de la víctima, dijo en la Policía que en horas de la mañana, su pariente y el homicida habían llegado a la vivienda muy tomados, pero luego se fueron a la calle. En ese momento, pudo observar que García portaba un cuchillo en el pantalón, pero nunca imaginó que en horas de mediodía lo utilizaría para matar a su hermano.

Encuentra a su hermano
“Pablo Bucardo relató que él estaba en otra parte de la casa cuando ocurrió el hecho, pero que de pronto escuchó la voz de su hermano quejándose y diciendo que lo habían puyado, luego dice que observó cuando el victimario salió corriendo de la vivienda y que incluso hasta cerró la puerta”, explicó la fuente.  

En la delegación policial, familiares de García dijeron que este era muy amigo de la víctima, y que no creían que lo hubiera matado, porque al momento del hecho se encontraba en su casa de habitación. Ruth García, hermana del retenido, denunció que los oficiales llegaron a sacar de su vivienda con lujo de violencia a su pariente, y que lo estaban golpeando en la celda policial sin razón.