•  |
  •  |

El reloj marcaba poco más de las dos de la tarde,  cuando doña Clementina Martínez, de 55 años, escuchó un ¡Ay, Dios mío! Quien gritaba era un hombre que intentaba realizar una conexión ilegal en el tendido eléctrico, para tener energía en su casa. Con tan mala suerte, que recibió una descarga y cayó desde unos cinco metros de altura. El suceso ocurrió en el barrio “Jonathan González”.

“Yo solo escuché el grito desesperado cuando caía. Él estaba haciendo una conexión, porque desde hace varios días no tenía luz en su casita… Tardó entre 10 o 15 minutos, cuando la piel se le puso de gallina y de la nariz y la boca manaba abundante sangre”, explicó doña Clementina Martínez.

La víctima fue don Álvaro Antonio Blanco, de 64 años, conocido cariñosamente como “El Estrella”, un jubilado que, según sus familiares, laboró muchos años como vigilante en la Universidad Nacional de Ingeniería, y que  ayer, antes que lloviera sobre Managua, se dispuso a realizar la conexión.

Culpan a empresa
“Ellos son una familia muy humilde. Su mujer trabaja vendiendo café en el Mercado ‘Roberto Huembes’, ya le avisaron de la tragedia. Todos estamos consternados, porque aquí la única culpable es Unión Fenosa (ahora Gas Natural), que no viene a legalizar a los que aún no tienen medidores”, dijo doña Mercedes García, una vecina del infortunado.

Minutos después de la tragedia llegó doña Nely Calderón Estrella, de 70 años, quien tuvo que ser sostenida por varios familiares para no desfallecer al ver a su cónyuge  tirado en el suelo, muerto.

Los familiares desistieron de trasladar el cuerpo al Instituto de Medicina Legal, porque estaban conscientes de que lo ocurrido había sido una fatalidad.