•   ESTELÍ/ END  |
  •  |
  •  |

Amigos, vecinos y familiares lamentaron la muerte de Inmer Yair Cruz López de 12 años, quien de forma accidental murió por asfixia mecánica debido a que se le remacharon unos cordones que se había colocado en el cuello.

El hecho ocurrió en el patio de la iglesia evangélica, Especial Bethel, en el barrio “Omar Torrijos” ubicado en la parte norte de esta ciudad.

Según testigos, el jovencito fue encontrado sin vida después que en forma de juego se colocó los cordones los que luego se amarró y poco a poco se le fueron socando hasta dejarlo sin poder respirar.

De acuerdo a versiones de los vecinos el niño fue encontrado por un familiar de nombre Mardoqueo Cruz de 21 años, el que de inmediato informó a su progenitor el pastor Pedro Antonio Cruz.

El niño estudiaba  en el Centro Escolar  Bertha  Briones de Estelí.

Una fuerza operativa de la Policía se presentó al lugar luego de conocer del hecho lamentable e inició el proceso investigativo ya que curiosos que se encontraban en el lugar dijeron que es posible que se trate de un suicidio.

Sin embargo serán los investigadores y detectives de la Policía, quienes esclarecerán el hecho.