•   ESTELÍ  |
  •  |
  •  |

Inmer Yair Cruz López,  de 12 años, descansa en paz luego que falleciera  de forma accidental por asfixia mecánica al atarse unas cuerdas en el cuello.

El hecho ocurrió en el patio de la iglesia evangélica especial Bethel, en el barrio “Omar Torrijos”.

Según testigos, el niño fue encontrado sin vida después de que se ató el cuello con las cuerdas de un mosquitero,  las que poco a poco se le fueron apretando hasta cortarle la respiración.

De acuerdo con versiones de los vecinos,  el niño fue encontrado por un pariente suyo llamado  Mardoqueo Cruz, de 21 años, quien  de inmediato informó a su progenitor,  el pastor Pedro Antonio Cruz.

El niño estudiaba  en el Centro Escolar  Bertha  Briones, de Estelí.

Una patrulla de la Policía se presentó al lugar de los hechos  e inició el proceso investigativo,  porque los curiosos que se encontraban en el lugar afirmaron que se trata de un suicidio.