•  |
  •  |

A pesar de que Héctor Fidel Cabrera Bermúdez, de 25 años,  recibió tres impactos de bala,  ya está fuera de peligro y se recupera en su casa.

El joven trabaja como vigilante de calles en el Reparto “San Martín” y a eso de las dos de la madrugada de este sábado dos sujetos a bordo de una moto,  intentaron robarle el arma que portaba, creyendo que era de fuego,  y le dispararon.

La Policía de la Tercera Delegación tiene reportado que el muchacho recibió un impacto de bala en la pierna derecha con orificio de entrada y salida,  y dos en el abdomen, los que afortunadamente no perforaron órganos vitales.

El hecho
Mediante  las investigaciones policiales se conoció que el hombre estaba haciendo un rondín, de repente escuchó una moto que circulaba de sur a norte, era una motocicleta negra, tipo mensajera, sin placas y sin luces.

A bordo de la misma iban dos sujetos, cuando pasaron por donde él se encontraba,  el que iba de pasajero sacó el arma y realizó cinco detonaciones, él se refugió detrás de un árbol.

Los demás vigilantes, al escuchar las detonaciones,  llegaron a auxiliar a su compañero, y lo mismo hicieron  los vecinos, quienes lo trasladaron al Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, donde el herido quedó en observación por varias horas.

Cuidan con machetes
Por su parte, Róger Salgado, de 35 años, responsable de los vigilantes del reparto antes mencionado, dijo que posiblemente lo que los ladrones querían era robarle el arma al velador,  pero ellos no tienen armas de fuego, usan machetes.

“Tal vez creyeron que tenía arma, desde hace dos años que cuidamos acá, hemos logrado disminuir el índice de robos”, concluyó Salgado.