•  |
  •  |

Robó un dólar porque quería ir preso
Richard Verone, de 59 años, asaltó un banco, exigió un dólar y se quedó en la institución bancaria esperando a que llegara la policía. Según explicó la policía de Gastonia, en North Carolina, Estados Unidos, llevó adelante esta acción,  porque ir a prisión es la única forma que tiene de conseguir tratamiento médico. Verone padece un bulto no diagnosticado y en crecimiento en el pecho, dos hernias de disco y un problema en el pie. Cuando se presentó en el Royal Bank of Canada de Gastonia le dijo al cajero que no quería asustar a nadie,  pero que estaba asaltando el banco y que quería un dólar. Después de recibirlo explicó que se iba a sentar en los sillones a esperar a la policía. “Soy una persona lógica. Y ésta es mi lógica: necesito atención médica y voy a manipular el sistema para obtenerla”, relató el hombre que según declaró espera que le den una sentencia de tres años.

Pandereta de emergencia
Una sala de atención del centro Cardiff Royal Infirmary contaba con una pandereta para que los pacientes pudieran llamar la atención de las enfermeras, ya que según dicen, estaba demasiado alejada para que se escucharan los pedidos en voz alta. Según los propios internos también había maracas (por si la pandereta estaba ocupada). “Es ridículo. Esta gente es un grupo de jubilados no Los Monkees o Mick Jagger”, se quejó un residente. “¿Dónde está la dignidad si uno le pide a un anciano enfermo que toque la pandereta cuando tienen un problema?”. Steve Allen, directivo del consejo de salud de la comunidad de Glamoran, explicó que “es totalmente inapropiado”. Y Ruth Walter,  directora de enfermeras,  se disculpó y garantizó que instalarán de inmediato un timbre para emergencias. ¡Shhh! Silencio, Hospital.

Ladrón compró chicle antes de asalto
Durante un minuto de extrema tensión un asaltante que empuñaba un revólver exigía que le abran la caja registradora. Pero los dos empleados de la tienda Family Dollar intentaban explicar que si el hombre no hacía una compra la caja no se abriría. Así que el ladrón sacó un dólar de su bolsillo y compró un chicle. Este simple acto de intercambio comercial operó como el “ábrete Sésamo” y el hombre robó todo el dinero de la caja, incluyendo su propio dólar. Toda la acción fue registrada perfectamente por la cámara de seguridad del local.

Dice que un maniquí es su esposa
Un hombre recorre los Estados Unidos a pie. Y lleva con él a su esposa (o por lo menos así la llama él). El hecho de que se trate de un maniquí que debe ser arrastrado en una silla de ruedas no parece afectarlo. Ned Nefer, de 38 años, intenta ir de Syracuse a Watertown a pie. Y va empujando a Teagan, con quien “se casó” el 31 de octubre de 1986. El sheriff del condado de Jefferson, John P. Burns, explicó que el hombre tiene una identificación válida del Departamento de Transporte para su “carrito” y que no ha sido detenido porque no representa un problema o una amenaza en ningún sentido. Lisa Spear, inspectora del Departamento de Servicios Sociales del condado de Jefferson explicó que habló con Ned. “Es una de las cosas más extrañas que vi en mi vida, pero él parece bastante feliz. No me parece que sea peligroso para nada. Está contento en su pequeño mundo privado”, dijo. “A los dos nos gusta la vida al aire libre. Espero que no llueva para poder sacar fotos”, dijo Ned. Él disfruta fotografiarse con su pareja en los lugares interesantes que visita.