Ernesto García
  •   Managua  |
  •  |
  •  |

El fin de semana despuntó en Managua con dos tragedias automovilísticas en las que perdieron la vida dos cuñados y una niña de nueve años.
La primera desgracia sucedió a eso de la una de la madrugada de ayer sábado, cuando murieron instantáneamente Enrique Javier Solórzano Morales y Álvaro Antonio Alemán Avellán, de 29 y 32 años, respectivamente.
Los dos hombres perdieron la vida al chocar la camioneta Toyota, blanca, matrículas M 088-742, contra el muro de la casa de la señora Aída María César, ubicada del Hotel “Colón”, una cuadra y media al este en el reparto “Los Robles”.
A consecuencia del impacto la cabina de la camioneta quedó convertida en chatarra salpicada de sangre y el muro de la casa destruido parcialmente.
Solórzano, quien salió catapultado de la camioneta, sufrió trauma craneal, y su acompañante, Álvaro Antonio Alemán, quien conducía la camioneta, murió prensado con el timón.
La tragedia se produjo cuando Alemán pasó sobre un reductor de velocidad o “policía acostado” a exceso de velocidad, perdiendo el control del timón.
Familiares de Solórzano Morales confirmaron que los dos hombres al momento del accidente huían de otros sujetos quienes supuestamente habían intentado agredirlos con bates en una gasolinera donde estuvieron tomando cervezas.
Los familiares de Alemán prefirieron no hablar de lo sucedido con el equipo periodístico de EL NUEVO DIARIO.

La otra tragedia

Cuatro horas después, a la altura del kilómetro ocho y medio de la carretera Managua - Masaya, perdió la vida la niña Karla Vanessa López Maltez, de nueve años.
En este caso la desgracia fue provocada por Henry Sandoval Cruz, de 30 años, conductor de la camioneta Toyota Hilux, placas M 088 703, con la que embistió la parte trasera de un carretón halado por una yegua, en el cual viajaba la niña y su mamá, Rosario López Blandón, de 29 años.
La señora Rosario López, quien fue dada de alta en horas de la tarde de ayer del Hospital “Roberto Calderón”, al momento de la tragedia se dirigía a botar la basura de un supermercado que está en la entrada a “Las Colinas”.
El jefe de Tránsito de la Estación Cinco de Policía, subcomisionado Francisco Vanegas, informó que el accidente fue provocado por Sandoval, quien manejaba en estado de ebriedad.
Por esas coincidencias del destino, los dos conductores involucrados en estas tragedias automovilíticas estaban “boleteados” (multados), las camionetas son de la misma marca y las placas inician con la numeración 088.