•  |
  •  |
  • END

La Policía de la Segunda Delegación investiga la muerte de un vigilante de la Empresa “El Halcón”, la noche del martes, de los semáforos del 7 Sur, una cuadra al norte.

Jorge Salmerón Andino, de 58 años, realizaba sus labores de vigilante para la empresa Pesqueros Nicaragua, cuando aparentemente varios intrusos, por ingresar al local con la idea de robar, le dispararon.

Uno de los compañeros de trabajo del infortunado declaró que escuchó dos detonaciones y cuando fue a verificar ya lo encontró muerto.

Por su parte, doña María Ulloa Latino, de 42 años, compañera de vida desde hace tres años de Salmerón Andino, informó que su marido, a pesar de que tenía siete meses de trabajar para la empresa, aún no tenía seguro de vida, pues siempre le decían que “después”.

“Doña Janet --responsable-- le dijo que lo iba a asegurar, pero nunca lo hizo y ya me lo mataron y ahora no nos van a ayudar con los gastos”, relató entre sollozos la señora Latino.

El infortunado era originario del municipio de Larreynaga o Malpaisillo, en el departamento de León, hasta donde un nieto y una sobrina iban a trasladar sus restos para darle cristiana sepultura.

La Policía de la Segunda Delegación aún no tenía el informe de dónde el occiso tenía las heridas que le provocaron la muerte; por la mañana aún no tenían toda la información disponible y por la tarde estaban en una reunión, por lo cual se les hizo imposible conocer más detalles del hecho, y vía telefónica manifestaron que la única facultada para dar detalles es Rosa Granados, jefa de Información y Análisis de la delegación policial.