•  |
  •  |

El taxista Evertz Enrique Solís Quezada, de 26 años, se sumó a la lista de víctimas de  robo con intimidación,  porque tres sujetos, de identidad aún desconocida, lo asaltaron la tarde del domingo.

Solís conducía un taxi gris, placa M 07808,  cerca de la Rotonda “Roberto Terán”, en la Centroamérica, cuando lo abordaron tres personas, una de ellas era mujer, y le pidieron que los llevara a Rubenia, y aproximadamente tres minutos después, le dijeron que se devolviera y que no preguntara ni dijera nada y  solo condujera.

Lo llevaron al Cementerio de Nejapa
Uno de los sujetos portaba un arma de fuego con la cual  amenazó al taxista colocándosela en el costado derecho, en tanto la mujer le colocó un cuchillo en el costado izquierdo.

Solís fue obligado a conducir  hasta el Cementerio de Nejapa, 200 metros al Norte, donde lo despojaron de 3,000 córdobas, un celular Nokia valorado en 600 córdobas, un par de zapatos Lacoste de 800 córdobas y el radio del taxi.  Después del atraco lo golpearon, lo sacaron del auto y lo dejaron en un predio baldío.

Cuando Solís se disponía a interponer la formal denuncia, en la garita policial ubicada en el kilómetro ocho de la Carretera Sur, vio que su taxi estaba a una cuadra del lugar de donde lo habían dejado botado.

“Yo le pido a las persona que han sido víctimas de este tipo de robos, que vengan a poner la denuncia, que no tengan miedo, porque nosotros hacemos las investigaciones y así los apresamos, porque ya sabemos que ese es su modus operandi”, dijo el jefe de información y análisis del Distrito II de la Policía Nacional, Roberto Calero.