•   Nueva Guinea /RAAS  |
  •  |
  •  |

A  siete meses de haber iniciado el año 2011, la Policía   ya tiene resultados positivos de las operaciones que ha realizado en tres municipios, incluyendo El Almendro, y  al menos  19  grupos  delincuenciales fueron desarticulados en la región.

Según el comisionado mayor y jefe  de la Policía del Caribe Central,  las bandas operaban en El Rama,  Nueva Guinea, El Almendro y  Muelle de los  Bueyes.

El uniformado   manifestó  que   en el municipio del Rama fueron desarticulados  9 grupos armados,  tres en Nueva Guinea,  cinco en El Almendro,  y dos en Muelle de los Bueyes, los que estaban organizados  por rubro:  para  crimen organizado,  una banda se dedicaban al abigeato,  y otros asaltaban en  las diferentes  carreteras.

“De los sujetos que pertenecían   a estos  grupos  -68-- , 16 huyeron, por lo que todavía la Dirección de  Inteligencia los busca  para apresarlos, sin embargo  ya  están débiles,  no  andan armados y tampoco pueden estar con sus compinches”,  manifestó Castro.

Cabe Mencionar que de los 68 que  fueron capturados,  18 están con prisión preventiva,  13 se fueron para su casa con medidas cautelares alternas,  seis  están declarados culpable y ya están  en el Sistema Penitenciario de Chontales,  dos están con arresto domiciliar y  el resto sigue en  investigación.

Armas ocupadas
La Policía   en los operativos recuperó 15 armas de casería, cinco revólveres, tres pistolas, 4 escopetas, dos rifles, un fusil AK,  siete celulares, dos automóviles, una motocicleta y dos camisas de policía que utilizaban para realizar los robos,   además 40 libras de carne.

El jefe policial señaló  que a estos grupos  delincuenciales les estaban dando seguimiento de forma sigilosa  desde  el año anterior,  y también la Policía contaba con la identificación de las bandas,  entre estos “Los del Níspero”, de  Nueva  Guinea; “Los Vásquez”, de La Batea; “Los  Ramírez”, “Los Panzones”,  del  Almendro; “Los Jacobinos”, “Los Rocha”, “Los Cisneros”, “Los Medina”,  “Los Artetas”  y “Los Charros”, lo que  facilitó a los agentes poder desarticularlos.