•  |
  •  |

Luego de la doble tragedia en el accidente de Carretera Sur la tarde del viernes, en el que dos hermanos fallecieron, los familiares desistieron de acusar al conductor quien también es pariente, porque manifestaron que el volcón del vehículo se debió a desperfectos mecánicos.

“El caso queda como incidente, porque nadie de los familiares de las víctimas interpuso denuncia, pues todos son parientes y aunque investiguemos de oficio el caso no prosperaría porque tampoco dejaron que el cuerpo del joven que falleció instantáneamente fuera trasladado al Instituto de Medicina Legal”, dijo el subcomisionado Francisco Tórrez, jefe de Tránsito del Distrito III de Policía.

Los fallecidos son los hermanos Richard de Jesús, de 15 años, y Franklin Díaz, de 18, el sobreviviente y conductor de la buseta amarilla placa M 085164 es Guillermo Córdoba, de 28 años, tío político de las víctimas, quien resultó con fracturas en un brazo y en el pie derecho.

El accidente ocurrió cuando los infortunados transportaban troncos de leña del Crucero hacia el Mercado Oriental, cuando según Córdoba los frenos no le respondieron.

“Veníamos en la cuesta y no sé que pasó porque los frenos no respondieron, trate de detenerme con cambios, pero la caja pasaba de viaje, se puso como en neutro y  no daban los cambios. Todo fue tan rápido”, recordó apesarado el sobreviviente.

Julio César Díaz, padre de los fallecidos, se mostró consternado e incrédulo por la tragedia que atravesaba su familia. De los tres hijos que crió de su primer matrimonio, únicamente quedó una niña de 13 años, quien extraña a sus hermanos mayores que salían junto a su padre a ganarse el pan diario.

El sepelio fue a las dos de la tarde de ayer en el Cementerio La Prusia, de la comarca Las Nubes, de donde eran originarios.