•  |
  •  |

Miembros de la Dirección General de Bomberos, DGB, Policía y empleados de la comuna de Tipitapa, trabajaron desde la noche del viernes hasta el mediodía de ayer,  para extraer del río de este municipio el cuerpo de  Camilo de Jesús Castaño, de 49 años, que se presumía estaba prensado dentro de su vehículo, pero el cadáver salió a flote varios kilómetros después.

El teniente Apolonio López, de la DGB, señaló que el vehículo Kia, color azul, placas M05980, quedó en el centro de la corriente por lo que había sido imposible extraerlo y en un inicio solo la tapa de la cajuela se pudo sacar.

Después de múltiples esfuerzos y usando maquinaria pesada el carro logró ser extraído a eso de las 12:30 del mediodía de ayer, pero tres horas después el cuerpo de Castaño fue encontrado flotando en la comarca “La Flor”.

Familiares del occiso dijeron que este salió de su casa a eso de las siete de la noche del viernes en completo estado de ebriedad y en busca de una de sus hijas que habita cerca del hospital primario “Yolanda Mayorga”, al parecer debido a su estado no pudo maniobrar el automotor en el puente vehicular y salió  “volando”  hasta caer el río.

No hay denuncia
Ana Castaño, hija del infortunado, señaló que éste una hora antes llegó a buscarla pero como no le hizo caso se fue en busca de su hermana.

Algunos vecinos que vieron “zigzaguear” el carro que conducía Castaño, le dijeron que lo siguiera para evitar una tragedia pero omitió los comentarios, horas más tarde llegó la mala noticia.

Las hijas del señor decidieron que no interpondrán denuncia ya que reconocieron que el estado de ebriedad de su padre provocó la muerte.

El infortunado de oficio mecánico de triciclos y habitante del barrio “Noel Morales”, era el dueño del taxi, quien minutos antes le exigió a su hermano Luis Castaño que se lo entregara, sin imaginar que sería el vehículo para terminar con su existencia.