•   GRANADA  |
  •  |
  •  |

Una insuficiencia renal crónica le quitó la vida a Roberto José Sevilla, de 50 años, apodado “El Canadiense”, quien hasta el pasado 30 de junio estuvo en el Sistema Penitenciario de Granada, purgando la condena de tres años de prisión por hurtar la computadora portátil Hp, del obispo de esta Diócesis, monseñor Jorge Solórzano.

El deceso se produjo el pasado lunes 4 de julio a la una de la tarde, tras permanecer cuatro días en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital “Amistad Japón Nicaragua”.

Enfermedad avanzó rápido
El dictamen médico legal número 1457-11 emitido por el forense Noé Campos Carcache, señala que la causa directa de la muerte es insuficiencia renal crónica, y que la causa básica es alcoholismo crónico.

El juez de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria, Vicente Santamaría, manifestó que durante los seis meses de privación de libertad de Sevilla, este no dio señales de padecer alguna enfermedad  crónica.

“Sufrió una descompensación muy rápida que no dio tiempo para proceder a la suspensión de la pena, tal como siguiere el artículo 34 de la Ley de Ejecución de Pena”, dijo el judicial.

Sevilla hurtó la computadora portátil el 3 de diciembre de 2010, cuando estacionó frente al Palacio Episcopal la camioneta Nissan Frontier placa M 148-528 e ingresó al dormitorio del obispo, tomó la computadora y salió como si nada. Además de la condena, le fue impuesta una multa de 3,229 córdobas
Según expediente policial, “El Canadiense” tenía antecedentes por hurto y portación ilegal de armas de fuego.