•  |
  •  |

Diecisiete largos años podría pasar en la cárcel  Alejandro Enrique Mendoza,   quien ayer se declaró culpable por los delitos de robo  y violación agravada en perjuicio de una trabajadora de la maquila.

“Sí, yo me hago responsable de lo que me acusan”, dijo el reo, cuando el juez Octavio Rothschuh le preguntó si admitía los cargos formulados en su contra.

Después de que el reo admitió su delito, la fiscal auxiliar Grethel Fernández pidió que el inhalante de pega sea castigado con 17 años en la cárcel: 12 por la violación y 5 por el robo agravado, porque es peligroso y por la gravedad del delito.

Por su parte, la defensora pública Yelba María Lago solicitó que su representado solo pase dos años en prisión por la violación agravada y uno más por el robo agravado.

La víctima lloró al ver a uno de los dos que la violaron el  pasado 27 de mayo, cuando regresaba a su casa procedente de su trabajo.

La joven fue amenazada con un cuchillo, luego la obligaron a ir a un parque, y sobre una banca la mancillaron, pero dos meretrices que estaban cerca vieron lo que ocurría y atacaron a pedradas a los malhechores, quienes desistieron de seguir ultrajando a la obrera textil.