•  |
  •  |

Las autoridades del Distrito III de Policía decomisaron mil 500 medidores de energía eléctrica, unos nuevos y otro seminuevos, que eran transportados en un camión blanco, sin placas, por tres hombres,  quienes argumentaron que los habían comprado a una empresa,  porque salieron fallados y los llevaban a una chatarrera en Ciudad Sandino.

César López Salazar, de 26 años, quien conducía el camión, se detuvo para  reparar una  llanta que se le “ponchó”,  momento que fueron requisados por los policías que estaban en el kilómetro ocho de la Carretera Sur, a eso de las ocho de la noche del domingo pasado.

“Mediante el plan de fortalecimiento de seguridad ciudadana que se mantiene activo las 24 horas, se detectó este camión cargado de medidores, y de inmediato se informó a la Dirección de Investigaciones Económicas, DIE; al Instituto Nicaragüense  de Energía, INE; a la Empresa Nicaragüense de Electricidad, ENEL,  y a Gas Natural / Unión Fenosa,  para que fueran parte de las investigaciones, y constatar lo que argumentaban los detenidos”, dijo el jefe policial,  comisionado mayor Emilio Rodríguez.

López Salazar explicó que  los medidores los compró en San Rafael del Sur a Luis Felipe Mejía, quien a su vez los había adquirido en Bonanza en una empresa que los descartó porque supuestamente estaban en mal estado.

Los detenidos son el conductor y dos personas más que se movilizaban en una camioneta que “escoltaba” al camioncito.