•  |
  •  |

Después de permanecer cinco días en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, Yáder Enrique Álvarez López, de 25 años,  se rindió ante la muerte,  producto del  machetazo que le propinaron en la cabeza para robarle un celular.  

“Mi hijo ya había sido operado,  estaba en recuperación, pero le dieron tres infartos seguidos y en el último se quedó”, expresó condolida doña Aurora María López, de 50 años.

Según los registros de la Estación Tres de Policía,  el hecho ocurrió el ocho de julio a las seis de la noche, cuando Álvarez llegó a traer a su compañera de vida y a sus hijos al negocio que tienen en el mercado “Israel Lewites”.

No hubo autopsia
“La víctima se encontraba hablando por teléfono con un celular Nokia valorado en 650 córdobas, de pronto pasó un sujeto que se lo arrebató, Álvarez lo siguió junto a otro amigo y al parecer los emboscaron seis sujetos,  quienes los recibieron a machetazos, por el momento no hay nadie detenido, pero se está investigando a “Germán Norman”, informó el capitán Roberto Calero, jefe de Información y Análisis del Distrito Tres de Policía.

Los familiares no permitieron que el cuerpo de Álvarez López fuera trasladado al Instituto de Medicina Legal, porque dejarán las cosas  “en manos de Dios”.

Sí se quejaron de la tardía atención que Álvarez habría recibido en el hospital, cuyas autoridades no brindaron versión del caso, porque no permiten el ingreso de periodistas.