Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

José Daniel Martínez Suárez, “El Ñañelo”, y Manuel Arnulfo Pavón, “El Mecánico”, tendrán que completar 18 años de cárcel cada uno para pagarle a la sociedad el delito que cometieron al asesinar cruelmente al universitario Melvin Ernesto Sánchez, en septiembre del año pasado.

El juez Tomás Eduardo Cortés les notificó la sentencia a los acusados este jueves en el Juzgado Octavo Penal de Juicio, donde días atrás la fiscal Zeyla Buitrago había pedido 25 años de prisión para cada acusado, tomando como agravantes la alevosía, el cometer el delito en despoblado y de noche, el uso de medios que imposibilitaron la defensa de la víctima, la superioridad en número y el mal que el ilícito provocó.

Sin embargo, el juez hizo una media entre la solicitud fiscal y la solicitud de la Defensoría Pública que argumentó a favor de “El Mecánico” que éste es menor de 21 años, que el crimen ocurrió en una zona urbana poblada y que ambos reos anteriormente tenían una conducta buena, pero además admitieron su culpa ahorrándole de esta manera un desgaste económico al Poder Judicial.

El fallo condenatorio no fue del agrado del padre de la víctima, don Segundo Sánchez, quien había solicitado al juez que castigara a los acusados con la pena máxima de 30 años de prisión.

Como se recordará, el móvil del crimen fue el robo de las pertenencias de la víctima que se ganaba la vida trabajando como mecánico, pero el día del crimen los asesinos lo llamaron para hacer un supuesto trabajo, lo que resultó falso.

Pavón confesó ante las autoridades que quien mató al joven fue “El Ñañelo” dándole golpes con un mazo en la cabeza, mientras él conducía, luego lanzaron el cuerpo en un pozo profundo en San Isidro de Bolas.

En la audiencia de admisión de hechos, Pavón se arrepintió de lo que hizo y le pidió al juez piedad, la que obtuvo, porque les impusieron siete años menos de lo que la Fiscalía había solicitado.