•  |
  •  |

“Si mi hijo se muere,  (fue que) me lo mató la Policía”, dijo entre sollozos don Medardo Mayorga, de 49 años, quien está a la espera de un desenlace fatal, porque  su vástago recibió  tres impactos de bala  ayer por la tarde en el barrio “Germán Pomares”.

Según los familiares de  Norlan Mayorga Rugama, de 22 años, éste recibió un impacto de bala en la cabeza, el proyectil tuvo orificio de entrada y salida,  pero  en su trayectoria dañó la masa encefálica. También la víctima recibió plomazos   en la rodilla izquierda y pie derecho.

En el mismo incidente fue lesionado en la mano derecha, José Alexander Ordóñez, de 18 años.

“Esos muchachos venían del trabajo, pero la misma autoridad anda con “Los Roba Patos”, les compran celulares robados y los pandilleros hasta les lavan las patrullas”, dijo otro vecino que no quiso ser identificado por razones obvias.

Policía dice que fue pleito de pandillas
 Según los vecinos del “Germán Pomares”,  los agentes policiales trataron de agredir a un joven que grabó el incidente donde resultaron heridos los jóvenes, que según el video, fueron lesionados por un policía que accionó su fusil Ak.

El subcomisionado Óscar Cruz negó los señalamientos que existen contra la Policía al decir que están investigando el caso “que se originó por enfrentamientos entre grupos juveniles”.

Extraoficialmente se conoció que en el incidente un agente del orden resultó lesionado, pero esta versión no fue confirmada. Lo que sí confirmó la Policía, es que el vidrio trasero derecho de la puerta de la patrulla 328 quedó hecho añicos en el operativo ejecutado en el barrio para capturar a los implicados en el tiroteo.