•  |
  •  |

“Ay, mi muchachito, me lo mataron y yo no pude hacer nada”, gritaba desesperada doña Mayra Flores García, frente a la casa donde cayó herido su hijo, y donde habitan los supuestos autores del crimen, en el barrio 19 de Julio.

Erick Antonio Pérez Hernández, de 19 años,  recibió dos estocadas: una en  el costado derecho, que le perforó el riñón, y otra en el omoplato del mismo lado.

Según informaron las autoridades del Distrito Uno de la Policía, la víctima andaba en estado de ebriedad.

Flores García no entiende por qué  la supuesta autora del crimen odiaba a su hijo y a  todos los muchachos del barrio. Supuestamente, en una ocasión, esa mujer le “levantó” un falso a Pérez, pero no se sabe si fue por eso que ayer el muchacho discutió con ella.

Versión policial
“Mi hijo andaba tomado y ‘le echaron la vaca’, hasta a mí me golpearon los familiares de esa señora”, agregó Flores García.

El teniente Moisés Larios, de la Oficina de Información y Análisis del Distrito Uno de Policía, manifestó que hay dos personas detenidas como presuntas autoras del homicidio, y que cada una le asestó una estocada al joven: Marcelina de los Ángeles Marcia Flores, de 53 años, y Santiago Javier Meneses Hurtado, de 18, suegra y yerno.

Según el teniente Larios, entre la víctima y los victimarios hubo un malentendido, lo que originó una discusión que luego terminó con la muerte del muchacho, que aunque fue trasladado al Hospital “Antonio Lenín Fonseca”,  llegó sin vida. En la escena del crimen la Policía ocupó dos cuchillos.

Perece el que estaba entre la vida y la muerte
Por otro lado, a las 9:30 de la noche del recién pasado sábado, Norlan Mayorga Rugama, de 22 años, se rindió ante la muerte. Este joven resultó baleado en un confuso incidente ocurrido el sábado por la tarde en el barrio “Germán Pomares”.

Según la información revelada por Yelmi Mayorga, hermana del joven fallecido, la bala que le penetró a este en la cabeza, le provocó coágulos, los que al final lo mataron.

Reiteró que su hermano no es ningún delincuente, e incluso, al momento del percance, regresaba de trabajar.

Los peritos de la Dirección de Auxilio Judicial realizaron ayer por la mañana una reconstrucción del hecho.

Una fuente ligada a las pesquisas confirmó que entrevistaron al joven que grabó con su celular  el incidente donde Mayorga Rugama resultó herido. Supuestamente, en ese vídeo aparece un policía disparando con un AK, pero la Policía aún no tiene una versión oficial de los hechos, aunque inicialmente dijeron que el homicidio ocurrió como resultado de un enfrentamiento de pandillas.

La vela del joven tuvo lugar en el barrio “Germán Pomares”, y su sepelio será hoy en el cementerio “San Pedro” de Las Jagüitas.