•  |
  •  |

“Los Campesinos” se hacían llamar cuatro individuos --dos hombres y dos mujeres-- que según la Policía conforman una banda que se dedica a estafar en casas comerciales con cheques falsos o robados.

La forma de operación de la banda consiste en  llamar a las  casas comerciales para cotizar productos electrónicos con valores elevados, después llegan a retirar los productos diciendo que son “grandes empresarios”, y, por consiguiente, pagan  con  cheques sin fondos.

David Rafael Vallecillo; Ángela del Rosario Prado, de 43 años; Allan Olivas Mendoza, de 41, y una joven de  17 años, hija de los dos últimos, son las personas detenidas en la Estación I de la Policía Nacional, por ser los presuntos autores del delito de estafa.

“Los policías llegaron a mi casa sin orden de allanamiento ni de captura, entraron y me esposaron diciendo que estaba detenida por estafa. Yo trabajo vendiendo chinelas en una barbería donde mi esposo trabaja de barbero, y mi hija estudia… Que nos prueben el delito por el cual nos acusan”, declaró Ángela Prado.

David Vallecillo explicó que es taxista y que no conoce a los otros tres señalados, porque a él sólo lo contrataron para hacerles un  viaje de Plaza Inter a la casa de habitación de los imputados.