•   Estelí  |
  •  |
  •  |
  • END

El conductor del cabezal placa M 153 354, Juan Antonio Mendoza Pérez,  quedó atrapado entre los hierros retorcidos de la cabina del vehículo, por lo que miembros de la Dirección General de Bomberos, socorristas de la Cruz Roja, efectivos del Ejército y de Defensa Civil tuvieron que batallar por más de cinco horas para sacarlo del infierno.

Mendoza ahora se recupera de las lesiones que sufrió en  las piernas y de las afectaciones cardíacas que el accidente le dejó.

Él viajaba con su ayudante el pasado miércoles, cuando el cabezal y la rastra en la que transportaba más de mil quinientos quintales de azúcar de Managua a la ciudad norteña de Ocotal, se  volcó, porque los frenos no le respondieron en una curva con pendiente descendente.

Como no pudo detener el vehículo,  para evitar una tragedia, el chofer se estrelló contra un paredón ubicado en el kilómetro 170 de la Carretera Panamericana Norte, exactamente en el sector conocido como cuesta Kukamonga. Los quintales de azúcar quedaron regados sobre la vía.

El ayudante del automotor, Milton Antonio Galo Rocha, de 25 años,  fue internado en el Hospital Regional San Juan de Dios, por politraumatismo,  una  fractura en la clavícula y excoriaciones en las manos, los brazos y otras partes del cuerpo,  pero ya se encuentra fuera de peligro.

El accidente ocurrió precisamente en el mismo lugar donde hace algunos años falleció  el alcalde del municipio de El Jícaro-Nueva Segovia,  Elvis Ortez Pérez y otras personas al colisionar con una rastra cargada de piedrín.