•   SAN CARLOS, RIO SAN JUAN  |
  •  |
  •  |

De un certero golpe con un objeto contundente en la nuca, la señora Ángela Navarrete Loza, de 55 años,  fue asesinada en su casa de habitación,  donde funciona  una pulpería, ubicada en el barrio Bello Amanecer, San Carlos, departamento de Río San Juan.

Los vecinos se alarmaron  el jueves en la noche, porque en la vivienda se sentía un mal olor y presagiaron la muerte de la señora, porque desde el martes pasado no abrió más la pulpería, entonces avisaron  a la Policía que se presentó inmediatamente al lugar.

La señora Navarrete,  --que de acuerdo a su cédula de identidad es originaria de Matagalpa--,  vivía sola porque  su esposo murió y no tenía familiares en la localidad.  

Según sus vecinos, a la vivienda llegaban personas de la confianza de Navarrete,  por lo que la Policía presume que el victimario es un “gato casero”, dado que las puertas no fueron forzadas.

Trauma mortal
El médico forense Wilfredo Hernández  determinó que el golpe que la víctima recibió con un objeto de presión sobre la nuca,  fue mortal. El  cuerpo yacía al lado de la puerta donde habitualmente ella se dirigía a la pulpería a despachar a los clientes.

La subcomisionada Rita Matus informó que aunque se presume que el móvil sea el robo, no pueden precisar si falta  dinero o productos de la pulpería, pero los vecinos comentaron que doña Angelita lucía muchas prendas de oro.

Matus aseguró que la misma noche que hallaron el cuerpo, la Policía retuvo  a dos personas que según testigos eran las más cercanas a la dama y conocían muy bien su vivienda.

La Policía continúa con las pesquisas del crimen denunciado por  Andrea del Carmen Montalván Solórzano.