•  |
  •  |

El Ministerio Público, MP, manifestó su malestar por el fallo de no culpabilidad emitido por el Juez Séptimo Distrito Penal de Juicio, Octavio Rothschuh, a favor de dos procesados del centro de masajes “Afrodita” por el delito de trata de personas –modalidad interna- con fines de explotación en contra de 10 jovencitas originarias de diferentes departamentos del país.

El fallo judicial benefició a Alberto José Palacios y Melvin Alfredo Ramírez Obando, quienes fueron acusados por el MP de los delitos antes mencionados en perjuicio de las víctimas, quienes llegaban a “Afrodita”, ubicado en el reparto Miraflores de los semáforos del Seminario 2 cuadras y media al este, invitadas por algunas “amigas” y a través de anuncios que habían leído en los diario de circulación nacional.

“El fallo fue a favor de los acusados, a pesar que en el allanamiento que se hizo se encontraron condones en los cestos de basura, camas comunes y no las camas especialmente que se utilizan para hacer masajes profesionales. También había lubricantes y los cuartos donde sostenían las relaciones sexuales.

Creemos que las pruebas demostraban que allí había trata de personas interna y que las mujeres estaban siendo explotadas sexualmente”, afirmó el fiscal Javier Morazán, Director de la Unidad Anticorrupción y contra el Crimen Organizado del MP.

El Juez Rothschuh explicó que “todas las víctimas llegaron a declarar a favor de los acusados, y no a favor de la tesis del Ministerio Público.

Dijeron que no era cierto; mientras ellos (los acusados) no niegan que es un centro de masajes, pero dijeron que no se daba el elemento de la trata y la esclavitud sexual.

Ellas dijeron que si querían tener sexo con un cliente, entonces lo hacía fuera del negocio.   

Según la acusación, los indiciados cobraban 400 córdobas a cada cliente que quisiera sostener relaciones sexuales con las “chavalas”, de los cuales se quedaban con  200. Por cada cerveza que tomara el cliente junto a una de las trabajadoras debía pagar 50 córdobas, de los cuales daban 20 a la supuesta víctima. Si las jovencitas salían del “Afrodita” sin permiso entonces eran multadas con la suma de 500 córdobas.