•   CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |

Nueve añitos tenía Mirtha Carolina Castellón Valle, quien perdió la vida al ser catapultada por la camioneta negra, marca Kia, placa 125-77, propiedad de Enrique Romero Martínez, y conducida por Edwin Antonio Aguilera Lainez.
Se conoció que la niña habitaba en la comarca El Chonco, jurisdicción del municipio de Chinandega, y que murió debido a politraumatismo.

Una fuente policial confirmó que la tragedia ocurrió a las dos de la tarde del sábado último, cuando Aguilera Lainez manejaba de sur a norte a velocidad moderada, y la menor cruzó imprudentemente la vía de oeste a este, por ir a encontrar a su abuelita.

Añadió que el chofer trasladó a la menor al Hospital España, de Chinandega, donde desgraciadamente falleció a las 3:10 de la tarde. La pequeña fue sepultada la tarde del domingo en el cementerio de la comarca Rancherías.
Josefa María Castellón aseguró que su sobrina estudiaba segundo grado en la escuela de la comarca El Chonco, y que salió a encontrar a su abuela materna, cuando ocurrió el accidente.

Mariano Antonio Valle lamentó el deceso de su sobrina, a quien crió desde recién nacida, después que falleció la madre de esta. “Cuando vine de trabajar del campo me enteré de la muerte. El conductor está detenido”, indicó.

Niño grave de salud
En otro caso, el menor Pedro José Romero Reyes, de ocho años, resultó con heridas en la frente, con varias piezas dentales flojas y con laceraciones en la boca y en la cara, tras ser impactado por la camioneta placa CH-13085, propiedad de Nidia María Ortega Alegría, la cual era conducida por Mario José Blanco Ortega, de 19 años.

Una fuente policial indicó que el chofer realizó un giro evasivo al lado izquierdo en el kilómetro 131 y medio de la carretera Chinandega-Corinto, en la entrada al reparto La Florida, e impactó contra el niño que montaba un caballo que era halado por Cándida Rosa Romero Sequeira, madre del menor.

El niño cayó al pavimento y fue trasladado al Hospital Materno Infantil “Mauricio Abdalah”, de Chinandega, donde se encuentra grave. Mientras tanto, el equino murió instantáneamente.

El pediatra Juan Ramos dijo que el pequeño también presenta trauma craneoencefálico, por lo que permanecerá en la sala de cuidados críticos, y espera mejoría en las próximas horas.