•  |
  •  |

Un padre diciendo: “Me voy a vengar”. Y una madre preguntándose: “¿Por qué a mi hijo, Señor?”, fueron las escenas dramáticas que se observaron, una vez más, en el barrio “Orontes Centeno”, luego de que miembros de la pandilla “Los Chupa”, le quitaran la vida a Carlos Brizuela Bojorge, de 20 años, al detonar siete escopetazos sobre su humanidad.

Según Carlos Ramírez, de 23 años, primo de la víctima, su familiar se encontraba cerca de su casa en compañía de cinco amigos ingiriendo licor, cuando de pronto llegaron hasta donde ellos cuatro miembros de la pandilla “Los Chupa”. Uno de ellos armado de una escopeta hechiza, descargó los balazos en contra de su víctima.

“Mi primo estaba tomando licor, y ellos llegaron y lo balearon con una escopeta hechiza porque tenían ‘traido’, luego huyeron, pero no sé si la Policía los capturó”, relató Ramírez.

El hecho ocurrió a las 9:30 de la mañana de ayer en el barrio antes mencionado, exactamente de los Billares Mairena cuatro cuadras el este, en el municipio de Tipitapa.

Pandilla no lo perdonó
Doña Bertha Bojorge, madre del fallecido, dijo que su hijo antes perteneció a la pandilla “Los Chupa”, pero que había decidido salirse desde hace tres meses, para evitarse problemas. “Pero como mi hijo platicaba con “Los Cuajaderos” --otra pandilla del sector--, parece que eso no les gustaba, y por eso volvieron a armar el pleito”, consideró la afectada.

Ya herido, Brizuela fue llevado en un taxi por su papá hasta el hospitalito “Yolanda Mayorga”, donde fue atendido por los médicos. La doctora Gema Sequeira, jefa de Emergencia de ese centro hospitalario, detalló que el joven recibió siete balazos en la espalda y en los brazos, y aunque se le aplicaron maniobras de resucitación falleció.

Los familiares de la víctima señalan directamente al joven conocido como “Culillo”, como el autor del crimen, con la participación de otros habitantes del sector: el “Chupita”, “Maycol” y “Nelson”.

Lo habían amenazado
Yessenia Bojorge, tía del fallecido, recordó que ya habían interpuesto denuncia en la Policía en contra de “Los Chupa” por amenazas de muerte, pero que los oficiales no hicieron nada.

Indicó que la familia de la víctima tuvo que abandonar una casa en ese barrio porque los pandilleros habían amenazado con quemarla. La Policía de Tipitapa ayer continuaba con la búsqueda de los pandilleros.