•  |
  •  |

Dwigth Furgonsen, de 21 años, originario de Corn Island, sufrió quemaduras de primer grado al enredarse con cables de alta tensión, la tarde de este jueves.
Furgonsen,  trabajador de Gas Natural,  realizaba junto a siete personas más cambios de postes y tendido eléctrico en Ciudadela Tipitapa, pero  según el muchacho una manada de vacas botó un poste.
“Yo me enredé en los cables y me quemé el pecho y el brazo. Después que las vacas que botaron el poste, los cables quedaron en el suelo. Me dijeron que me dieron por muerto, pero gracias a Dios todavía no voy al paraíso”, refirió Furgonsen entre risas.
El médico que atendió a Furgonsen  le explicó que no presentaba mayores complicaciones, pero  lo iba a remitir a la clínica en la que está asegurado,  en Masaya.
Por su parte, Juan Betanco, amigo y compañero de trabajo del joven,  declaró que a veces ocurren  accidentes laborales, aunque tengan precaución, pero esta vez están contentos, porque el accidente no se convirtió en tragedia.