•  |
  •  |

El Ministerio Público señala como miembro de la banda “Los Jorgitos” al vigilante que era considerado el principal testigo en el robo ocurrido el martes en  la gasolinera Texaco, ubicada en la entrada de Xiloá.

Junior Alexander Garmendis López, de 18, “salió pegado” en los pocos segundos de imágenes que las tres  cámaras de seguridad captaron el día del atraco en la gasolinera.

“La Fiscalía no aceptó que Garmendis López fuese testigo, porque las pruebas lo incriminan y además se conoció que él ha participado en otros casos. Hasta la Policía de Carazo está pidiendo información sobre la banda de “Los Jorgitos”, porque parece que la población los ha reconocido por algunos hechos ocurridos allá”, dijo la comisionada mayor Concepción Torres, jefa del Distrito X de Policía.

Las investigaciones que ha realizado la Policía del Distrito Diez revelan que Garmendis López tiene tres años de conocer a Jorge Ignacio Martínez, de 34 años, supuesto cabecilla de “Los Jorgitos”.

Misteriosa llamada
“Tuvimos conocimiento que Martínez llamó quince días antes del robo a Garmendis López,  para conocer detalles de dónde estaba ubicada la caja fuerte y las cámaras de seguridad, hasta le dio un teléfono celular para mantener contacto”, agregó la jefa policial.

A Garmendis López lo dejaron atado de pies y manos en una bodega de la gasolinera el día de los hechos,  para despistar a la Policía, pero se descubrió que era una coartada.

Horas después del atraco,  los otros miembros de la banda identificados como Mynor Antonio Medrano Pérez, de 42 años,  y Jessenia Aguilera Martínez, de 29, fueron arrestados, en tanto que continúa prófugo el esposo de la dama, Jimmy Antonio Rosales Murillo, de 42, quien supuestamente tiene en su poder la caja fuerte con más de 250 mil córdobas y el taxi Hyundai blanco en el que huyeron.