•   Prensa Libre / Costa Rica  |
  •  |
  •  |

La banda de secuestradores que retuvo por cuatro días a un agricultor de apellidos Hernández Ramírez, de 46 años, descontará seis meses de prisión preventiva, según lo dictado  por el Juzgado Penal de Heredia.

Los sospechosos responden a los apellidos Sánchez Monestel, de nacionalidad costarricense, quien es propietario de una mueblería, así como los nicaragüenses Fúnez Escoria y Zepeda.

Los agentes judiciales, en coordinación con oficiales de la Fuerza Pública, realizaron un allanamiento en una bodega que funcionaba como refugio de esta delictiva organización, donde además de detener a los sospechosos, también lograron rescatar al ofendido, quien se encontraba esposado y con los ojos vendados.

Los sospechosos estaban solicitando a la familia del ofendido una suma de $400 mil, además de un teléfono celular para que la víctima se estuviera comunicando con sus familiares y así comprobar que el mismo se encontraba con vida.

Las autoridades no descartan que más personas hayan sido víctimas de esta banda.