•  |
  •  |

Un “jueves negro” tuvieron en los tribunales capitalinos tres sujetos acusados de violar a menores de edad en distintas circunstancias.

El más repudiable de los hechos aconteció cerca de la Estación Siete de Policía, donde un sujeto de 32 años mancilló a su hija, una niña de seis.

Como resultado de la agresión sexual,  la niña tiene una enfermedad mental que requiere de atención psicológica.

Por los hechos antes narrados, el juez Abelardo Alvir le impuso la prisión preventiva al acusado.

En el Juzgado Sexto Distrito Penal de Juicio de la capital,  José Luis Aguilar Luna  se declaró culpable de los delitos de secuestro y violación en perjuicio de una adolescente de 14 años.

Piden 14 años de cárcel
Tras la confesión, el fiscal auxiliar Lenín Castellón pidió que el reo  sea condenado a 12 años de prisión por violación agravada,  y a dos más por secuestro,  para totalizar 14.

El doble delito ocurrió el  pasado 3 de febrero, cuando la víctima caminaba cerca del parque del barrio  “Jorge Dimitrov”, refiere la acusación fiscal.

Armado con una pistola, Aguilar  condujo a  la víctima a un cauce,  donde la violó y  la mantuvo secuestrada ocho horas, según el escrito acusatorio.

Tercer caso
En el tercer caso, el acusado por violación es Oscar Danilo Cruz Vargas, padrastro de una adolescente de 13 años que habría sido abusada.

Entre  diciembre del año 2010 y  enero  de 2011,  en distintas fechas en horas de la madrugada, supuestamente Cruz  ultrajó sexualmente a la hija de su mujer, según la acusación que se tramita en el Juzgado Primero Distrito Penal de Juicio de Managua.
La menor declaró en el juicio que su padrastro la violó en varias ocasiones.