•   León  |
  •  |
  •  |
  • END

Cela Corrales González, titular  del Juzgado Segundo de Distrito de Audiencia en León, decretó este miércoles la prisión preventiva para Nelson José Morán Vargas, de 24 años, señalado de la autoría de parricidio en perjuicio de su mujer, Ledy Esmeralda Vanegas López, de 20 años.

Morán mató de 16 puñaladas a Vanegas el recién pasado viernes, en el reparto Rubén Darío de León.

Para evitar un largo y cansado proceso judicial, la Fiscalía en representación de la víctima, y el abogado del imputado, Marcos Lorenzo Cortes, iniciaron negociaciones para un posible “acuerdo” basado en la aceptación del reo de la responsabilidad penal, la renuncia al juicio oral y la aceptación de  la pena determinada.

Según Cortes, las negociaciones iniciaron este miércoles después de la audiencia preliminar, pero todavía no se ha suscrito ningún acuerdo.

“Cuando se suscribe un acuerdo entre las partes, la autoridad judicial lo aprueba y dicta condenatoria, no hay apelación, ni casación, la sentencia queda firme y se ejecuta”, afirmó.

Agregó que la ley en materia de violencia contra la mujer ordena  que la pena debe cumplirse “lisa”, es decir completa.

Larga pena
En este sentido, el fiscal departamental Freddy Arana Rivera aclaró que de concretarse un acuerdo, el caso estaría resuelto en los próximos días y se evitaría el desarrollo de un juicio.
“Sería preciso imponer una pena que garantice un castigo severo que sea como un bálsamo parcial para tanto dolor y tanta pérdida que le ha tocado vivir a la familia de la víctima”, dijo Arana.

Agregó que en estos momentos la Fiscalía está discutiendo el acuerdo con los familiares de la víctima. “Les hemos explicado las bondades que trae un acuerdo: se evitaran el calvario de venir a los juzgados, además los resultados de culpabilidad son claros y la pena oscilaría de 25 a 30 años”, dijo.

Al concluir la audiencia preliminar, el reo fue custodiado por efectivos policiales y abandonó el recinto judicial por un área restringida para  proteger su integridad física, porque había mucha gente pidiendo justicia.

Cabe destacar que durante el desarrollo de la audiencia,  Morán Vargas permaneció callado, pero muy atento a la lectura de la acusación. La judicial programó la audiencia inicial para el próximo nueve de agosto a la 9:30 de la mañana.