• Chinandega |
  • |
  • |

El joven Melvin Ernesto Hernández Pérez, de 22 años, originario del barrio Guadalupe, de Chinandega, se ahogó a la 1:45 de la tarde del domingo último en el peligroso balneario de Pasocaballos, jurisdicción del municipio de El Realejo.

Varios guardavidas de la Cruz Roja, miembros de la Fuerza Naval y un grupo de amigos buscaron a Hernández en los manglares, entre las piedras y en la bocana del referido balneario.

A las 3 de la tarde el cadáver de Hernández Pérez apareció flotando frente a las enramadas de Pasocaballos, cerca del lugar donde fue arrastrado por el mar, dijo un testigo ocular del hecho.

María de los Ángeles Pérez relató que su hijo laboraba para una empresa ubicada en Chinandega.

El joven llegó a la playa a las diez de la mañana del domingo, junto a su prima recién llegada de España.

“Le dije que no fuera al mar, porque le tocaba recibir turno a las once de la noche del domingo. Mi sobrina está apenada, no culpó a nadie, son cosas del destino”, expresó la progenitora, quien agradeció el apoyo de los órganos de socorro y de vecinos.

Varios amigos dijeron que Melvin Ernesto Hernández no tenía vicios, era trabajador y un excelente hijo.