•  |
  •  |

“Destartalan” torre de telefonía Leoncio Vanegas / YALAGÜINA, MADRIZ
Donald José Pérez Calero, vigilante de una torre de telefonía celular de Claro-Enitel, denunció ante la Policía madricense que sujetos desconocidos penetraron a las instalaciones ubicadas en la comarca Las Cruces, kilómetro 209 de la Carretera Panamericana hacia Ocotal, de donde sustrajeron 36 metros de alambre eléctrico No.6 de cobre; 4 de cable 2.0 del anillo de tierra; las tapaderas del motor de generación de energía; además, 2 metros de alambre No. 6 del panel central. El denunciante valoró lo robado en unos 20 mil córdobas. La Policía informó que el caso está en  investigación.  

Clama por hijo desaparecido
Máximo Rugama / ESTELÍ

Sumamente angustiada por la desaparición de su hijo se encuentran la señora Gloria Elena Moreno Lazo. El muchacho extraviado  tiene 20 años de edad, es discapacitado y no  puede valerse por sí mismo. Según la angustiada madre, a su muchacho se lo llevaron en un autobús que  sale a las seis de la tarde de Estelí hacia Managua. Señaló que tiene miedo que le haya pasado algo malo. La progenitora conversó con el ayudante del autobús y este le  manifestó que el joven  descendió en Sébaco. La angustiada dama pidió a quien tenga información sobre el paradero del joven que le llame al  teléfono celular 86822182. El muchacho desaparecido se llama José Arévalo Moreno, quien  andaba un pantalón de lona negro y vestía una camiseta  verde.  

Suicidio en un árbol de mango
leoncio vanegas / SAN JOSÉ DE CUSMAPA, MADRIZ

Una  madre quedó con grandes interrogantes sobre el motivo que llevó a su hijo de 11 años, a quitarse la vida. La Policía conoció del hecho el miércoles último, a través de un vigilante de la Alcaldía, quien indicó que en la comarca del Terrero se encontraba una persona sin vida.  Un investigador policial y la doctora Gabriela Gómez Grillo, del Minsa, localizaron al ahora occiso en la quebrada La Majada, acostado sobre una piedra plana, al pie de un árbol de mango. La progenitora relató que su vástago salió de su casa con dirección a dicho lugar, como se tardó en regresar, ella le fue a buscar, encontrándole suspendido de la rama del árbol. Agregó que desesperada llamó a otro hijo, pero al tenderlo en el suelo, cuando se dio cuenta que había fallecido. Lo extraño, según la adolorida madre, es que el niño no tenía problemas con ella ni con otro familiar. Según el dictamen forense, el muchacho  no presentaba signos de violencia.