•   ESTELÍ  |
  •  |
  •  |

A siete años bajo buena sombra fue remitido Félix Pedro Sevilla Umanzor, el llamado “Pantera”, luego que en juicio oral, al que no pudieron ingresar los periodistas por ser un caso de orden privado, fuera encontrado con responsabilidad por el delito de violencia intrafamiliar.

La doctora Elízabeth del Carmen Corea Morales, juez de Distrito Penal de Juicio en Estelí, señaló que Sevilla fue encontrado culpable por el delito de violencia doméstica intrafamiliar en perjuicio de la señora Isaura Valdivia Rizo, compañera de vida en hecho estable del ahora reo.

En este caso se le condenó, según sentencia dictada por esa autoridad, a siete años de prisión por el delito por el cual fue encontrado con responsabilidad.
Indicó que tanto en el proceso, audiencias, como en el juicio se demostró todo el calvario que sufría doña Isaura, no sólo desde el punto de vista físico sino también psicológico, pues incluso la quería despojar de unos inmuebles que ella ya tenía cuando se juntaron.

Según la doctora Corea, este tipo de proceso es normal, lo único es que según la ley 745, lo mandó a efectuarse con juez técnico y no se utilizó con miembros de jurado. De conformidad con el artículo 155 del Código Penal se condena la VIF, pero sólo a nivel de lesiones tanto físicas como psicológicas. Sin embargo, la judicial señaló que la Violencia Doméstica se refiere a otros aspectos, no solamente a la violencia física, los golpes, hematomas que puede sufrir la víctima o maltratos, tratos crueles y altisonantes.

La doctora Corea señaló que la ley es educativa y preventiva en hechos contra las mujeres, que muchas veces terminan en sucesos sangrientos. Opinó que es bueno este tipo de sanciones porque así se educa a la población y sobre todo se pone un alto a tanto índice de violencia.

Por su parte el fiscal auxiliar en Estelí, Arsenio Medina, señaló que fue vital el testimonio de la víctima, mismo corroborado por dos psicólogas forenses y dos testigos directos del caso, quienes pudieron observar el maltrato.

Tanto Corea como Medina señalaron que la ley no es persecutoria de los varones como algunos suelen aseverar, ya que víctima de VIF no sólo puede ser la mujer, sino también incluso el marido, los hijos o parientes. Dijeron que no todos los hombres son los generadores de violencia en sus diferentes manifestaciones.