•  |
  •  |

Con fractura craneal resultó Yajaira Isabel Chávez, quien al intentar cruzar la calle con sus tres hijos, entre otros niños, un microbús de personal de la empresa Café Soluble la golpeó, quedando tendida en los adoquines mientras sus niños lloraban desconsoladamente.

El accidente ocurrió a eso de las 2:10 de la tarde, cuando la señora Chávez, con sus hijos y otros niños que los acompañaban venían del campo deportivo de la empresa Coca Cola, después de una mañana de juegos que dio lugar a una tarde trágica.

“Los niños vienen buscando cómo pasarse la carretera, entonces yo bajo la velocidad y ella los detiene. Cuando estaba casi a un metro de donde estaban creo que ella se resbaló porque de repente quedó delante”, explicó Fernando Urroz, conductor del vehículo involucrado, placa M 157851.

Similar versión alega Estela Pérez, quien también venía con los niños y cuando la accidentada detuvo a los niños el microbús se la pasó llevando. De la mano llevaba a su hija y también cayó al suelo con su mamá. Dichosamente la niña sólo resultó con un raspón en su bracito, aunque estaba totalmente conmocionada por la situación de ver a su mamá tirada y emanando mucha sangre de la cabeza. La pequeña entre llantos rogaba porque su mamá no se muriera.

La Dirección General de Bomberos y una ambulancia de Cruz Roja asistieron a Chávez, habitante de Jardines de Veracruz, a quien en estado de shock la llevaron al Hospital Alemán, e igual a su hija, para ser valoradas por el personal médico.