•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

El cadáver de Mario José García Vallejos, de 28 años, fue localizado este martes, después de 24 horas de desaparecido. Estaba  a diez kilómetros al noreste de la bocana del balneario de Poneloya, en el municipio de León.

El joven llegó al balneario el lunes para celebrar  el cumpleaños de Ruth Jamirec López Rodríguez, de 25 años.

“Llegamos tempranito a celebrar mi cumpleaños, él me dijo que se iba a echar agua, porque andaba bien tomado, había ingerido licor toda la noche anterior, se llevó a la niña, Marifer García López, de seis años, pero se regresó y la dejó conmigo, posteriormente se fue”, recordó López Rodríguez.

A pesar de las advertencias de familiares y de amigos, García se introdujo a las aguas en completo estado de ebriedad, en el sector de la bocana de Poneloya, y fue arrastrado por las corrientes en fracciones de segundos.

Amigo intentó salvarlo

Al momento del incidente, Luis Vidal Toruño, de 25 años,  trató de socorrer a su amigo, pero fue imposible. “Cuando llegué, observé que estaba muy adentro, en una parte profunda, entré a llamarlo, pero de repente sentí que las corrientes me halaron, fuimos arrastrados mar adentro, comencé a nadar y flotar, pero Mario se hundió”, dijo.

Después de 24 horas de intensa búsqueda, a las 3:30 de la madrugada del martes, los miembros de la Cruz Roja de León localizaron el cadáver a orilla de las costas, cerca de la hacienda Buena Onda, a 10 kilómetros de la bocana de Poneloya.

El infortunado era originario de la tercera calle de residencial Guadalupe, en León.